Emisión de Bitcoins

De Bitcoin Wiki
Saltar a: navegación, buscar

En el caso de los sistemas con sistemas monetarios centralizados, la moneda nacional es emitida por el banco central del estado en una cantidad adecuada a la cantidad de bienes y servicios que se producen en su economía. De esta manera los precios se mantienen estables y la oferta monetaria bajo control. El banco central aumenta la base monetaria emitiendo dinero y aumentando el stock de dinero en el proceso de expansión cuantitativa.

Los sistemas descentralizados, en cambio, prohíben la interferencia humana en el proceso de emisión de la moneda. La emisión de dinero está completamente bajo el control de un algoritmo criptográfico que sigue las reglas de una cadena de bloques (o blockchain) observada por una red de pares (o peer-to-peer (P2P) network). Este algoritmo puede determinar la frecuencia, cantidad y hora específica de la emisión de unidades monetarias. Será criptográficamente rechazado cualquier intento de manipular datos relacionados a la cantidad de unidades monetarias emitidas que no se haga conforme a las reglas de la blockchain. Gracias a esto, es posible verificar las transacciones sin la necesidad de sincronizar con la blockchain entera.

Moneda de emisión finita[editar]

Las bitcoin son creadas cuando un usuario encuentra un nuevo bloque en la blockchain. Los bloques son generados a una frecuencia constante de seis bloques por hora, y la cantidad de bitcoins emitidas en cada bloque decrece geométricamente a una taza de reducción de 50% cada cuatro años. Siguiendo este detallado plan, el algoritmo se encarga de que la cantidad de bitcoins en existencia nunca exceda los 21 millones. Esta cantidad limitada, 21 millones, se justifica matemáticamente porque deriva de la cantidad finita de bitcoins que es posible extraer, y no de la demanda que existe por ellos.

Deflación[editar]

Ya que la cantidad total de bitcoins no puede exceder el límite establecido, la moneda experimentará deflación si se masifica su uso. Existe debate entre los economistas keynesianos respecto al efecto adverso que tiene la deflación sobre el crecimiento económico, pues motiva a ahorrar pero no a gastar en inversión ni en la creación de empleo.

Sin embargo, escuelas económicas Austriacas afirman que, ya que la deflación ocurre en todos los niveles de producción, los emprendedores e inversionistas podrán beneficiarse de ella. Como resultado, la razón de costos y ganancias se mantendrá igual; solo cambiará el tamaño del capital. En otras palabras, en un entorno deflacionario los bienes y servicios son más baratos y los costos de su producción proporcionalmente más bajos, mientras que la demanda no se ve afectada. La deflación de los precios incentiva a la gente a ahorrar dinero, y la cantidad de fondos ahorrados conlleva el aumento de capital necesario para incentivar a los empresarios a invertir.

Ver también[editar]